martes, 27 de septiembre de 2011

¿QUIE CARACTERISTICAS TIENE LA OCUPACION DE LA ARAUCANIA?

 

En mi opinion la ocupacion del araucania fue un mal acto, al aver ocupado tierra que no eran propias y asaltarlas sin el consentimiento0 de los verdaderos dueños de estas tierras.El pueblo mapuche habita el territorio de La Araucanía al sur del Bío-Bío, desde el período colonial. Se han mantenido independientes y autónomos sin entrar en mayores conflictos con las autoridades. En las guerras civiles de 1851 y 1859 se alía con los bandos liberales, con la esperanza de que si éstos llegan al gobierno respetarán su autonomía. Sin embargo, los procesos de colonización, comenzados en la década del 50 y 60, despiertan las pretensiones de las autoridades de incorporar La Araucanía a la nación. El proyecto contempla el avance sistemático del ejército hacia territorio mapuche. Encargándose de encabezar la misión, el coronel Cornelio Saavedra es uno de los más entusiastas en la causa, ya que ha sido Intendente de la zona.
La guerra es insostenible para los mapuches, que no cuentan con los adelantos técnicos ni los modernos equipamientos necesarios, resistiéndose hasta donde pueden a la ocupación de sus territorios. Hacia 1882 la situación está bajo control, La Araucanía en manos del gobierno chileno, y sus antiguos habitantes ubicados en reducciones, obligados a modificar su pasada forma de vida convirtiéndose ahora en agricultores.Se remonta desde mediados del siglo XIX, específicamente en 1861 cuando el presidente José Joaquín Pérez Mascayano da inicio a la ocupación de la Araucanía,  zona comprendida entre los territorios ubicados desde el río Biobío, por el norte, y Toltén por el sur. Fue claramente una invasión militar ordenada por el Estado chileno,  la que hizo despojar casi en su totalidad la cultura de estos pueblos.  Esta especial “pacificación” se prolongó durante casi toda la segunda mitad del siglo XIX.
Más de 190 mil indígenas habitaban la zona del Bío Bío al sur, compuestos por los pueblos araucanos de tribus pehuenches y mapuches, territorio que se había mantenido rebelde a partir de la denominada Guerra de Arauco ante el dominio español durante la Conquista de Chile y luego durante todo el período colonial de Chile, sin que ningún bando se declarara vencedor.  Ercilla lo había anunciado: “…que no ha sido por Rey jamás regida ni ha extranjero dominio sometida…”,  refiriéndose al pueblo araucano y no al actual pueblo chileno.

Junto a la independencia de Chile, se logró un acuerdo con los mapuches que habitaban al sur del río Biobío, con la finalidad de acordar el estatuto que regularía las relaciones entre la naciente república y el pueblo mapuche; realizándose así el Parlamento de Tapihue en enero de 1825.
Posteriormente, durante la Revolución de 1851, el general José María de la Cruz, quien lideraba el grupo golpista, reclutó a varios mapuches para alzarse en contra del gobierno, esto lo pudo lograr gracias a que mantenía amistad con el cacique Colipí.
La insurrección fue aplastada por el general Manuel Bulnes, y los indígenas,  en vez de rendirse se retiraron hacia la frontera junto con varios miembros descolgados del antiguo ejército.
El gobierno de Chile tomó la decisión de ocupar la Araucanía en el año 1861, el mismo año en que el francés Orélie Antoine de Tounens, intentó crear el Reino de la Araucanía y la Patagonia y se autoproclamó Rey de la Araucanía.

Las autoridades de gobierno deciden entonces aplicar el plan propuesto por el General de Ejército Cornelio Saavedra Rodríguez, donde no sólo se incluirían acciones militares, sino además consideraba la penetración pacífica de los territorios, mediante el traspaso de la cultura chilena al otro lado de La Frontera,  abiertamente consideraba desculturizar a los mapuches.
Se fundaron nuevas ciudades, se construyeron obras públicas tales como caminos, telégrafos, escuelas y hospitales.

Aquí viene lo increíble y que creo es lo que ha acentuado el problema mapuche y que hoy nos tiene muy preocupados a todos los chilenos (o a algunos),  los nuevos territorios que fueran incorporados al Estado de Chile,  serían traspasadas a colonos,  en su mayoría extranjeros, facilitando a ningún costo la ocupación de la zona para desarrollar pronto la producción agrícola y forestal.
El general Saavedra ocupó toda la zona que va hasta el río Malleco, lugar donde refundó la ciudad de Angol, y los fuertes de Mulchén y Lebu, en 1862,  encontrándose con las primeras resistencias rebeldes de los mapuches que habitaban las cercanías del río Malleco, bajo el mando del lonco Quilapán.

En estas tierras habitaban más de 190 mil indígenas, compuestos por los pueblos pehuenches y mapuches. Dicho territorio se había mantenido rebelde a partir de la denominada guerra de arauco ante el dominio español durante la conquista de chile y todo el periodo colonial de chile chile, sin que ningún bando venciera claramente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario